Cómo aumentar tus probabilidades de quedar embarazada

04-05-2017

Las probabilidades de quedarse embarazada pueden aumentar con una serie de cuidados sobre salud. Y para ello debemos conocer nuestro cuerpo y cuales son las posibilidades reales de cada una de las mujeres. Porque no todas son iguales y su cuerpo es diferente por tanto la revisión y la consulta a un especialista en Fertilidad se hace muy recomendable.

 ¿Es posible aumentar las posibilidades de quedarme embarazada? Esa es una pregunta que toda mujer que quiere convertirse en madre se hace en algún momento de la vida. Y sí existen recomendaciones que serán individualizadas y que sólo el especialista en Fertilidad podrá llevar a cabo.

En los casos de gran dificultad en el seno de la pareja, las posibilidades pasan por seguir un proceso de Reproducción Asistida de forma obligatoria. Pero existen métodos para conocer las probabilidades de gestación.

La sexualidad es placentera por sí sola pero la fertilidad pude ser una de los objetivos de las relaciones sexuales. Llegado el proceso de la menstruación podemos conocer y ayudar a nuestro cuerpo para que el embarazo sea mucho más factible. Lo primero que debemos conocer de la mujer es el ciclo menstrual.

embarazo reproduccion asistidaEn la menstruación que se inicia en el primer día de sangrado y suele durar entre los 23 y 35 días. Un ciclo más normalizado se establecería cada 28 días. Y en todo ciclo de menstruación se producen tres diferentes fases.

La primera, la fase folicular comienza el primer día. En este momento se produce una maduración en los folículos hasta el momento más adecuado cuando se genera la ovulación. El óvulo se crea tras el aumento de la hormona LH luteinizante producida por la glándula pituitaria anterior entre 24 y 36 horas después.

Así, llegamos a la segunda fase, la ovulación. En lo que concierne a la fertilidad, este momento cobra especial relevancia. Los instantes previos a este momento y durante esas primeras 24 horas se producen los mayores índices de eficacia en cuanto a la gestación debido a la propia existencia útil del óvulo que es de un día.

La tercera parte de este proceso es la llamada lútea o de formación del cuerpo amarillo que no es más que una glándula que se crea en el ovario y que en caso de germinar servirá de gran ayuda a la finalización del embrión.

¿Cómo medir las posibilidades de mi embarazo?

Existen varios métodos para determinar las probabilidades de alcanzar un embarazo. Así conocemos el Método Ogino que mide la duración del ciclo menstrual que cómo hemos dicho puede variar de una mujer a otra. En un ciclo normalizado de 28 días se cuenta con mayores probabilidades de gestación durante la segunda semana del ciclo menstrual.

También podemos usar otro método basado en la fase lútea que siempre dura 14 días. Y lo que se hace es ir restando días en función de la duración de tu ciclo. Si es de 28 días, al restarle 14 días sabemos el día de la ovulación y desde ese día los tres días previos serán los adecuados.

Existen otros métodos de medición, pero cómo decimos conviene acudir a la consulta ginecológica para medir exactamente y en cada mujer de forma individual los mejores días para la reproducción. Y en caso de que no sea posible, los especialistas le pondrán en contacto con una Clínica de Reproducción Asistida.