Protegerse de las alergias durante el embarazo

31-03-2017

La alergia estacional aterriza junto con el polen a la llegada de la primavera y afecta de forma discriminada y por tanto también a las mujeres en proceso de embarazo. Es por tanto muy importante qué deben hacer las embarazadas en caso de verse afectada por los síntomas de la alergia. Toda mujer en proceso de gestación sea natural o por medio de Reproducción Asistida puede tratarse y salvo casos muy extremos puede llevar una vida normal.

El polen que desprenden las flores en la primavera provoca la liberación de la histamina por parte de nuestro organismo que puede generar síntomas como la vasodilatación, rubor, taquicardias y especialmente problemas de índole respiratorio. La asistencia médica será recomendada entre el médico que vigile el embarazo y el especialista alergólogo.

Del consenso entre ambos especialistas se derivará el uso de una medicación específica para contrarrestar los síntomas. Del uso de antihistamínicos hay que recordar que no se usan en los períodos de prueba en embarazadas y por tanto la supervisión médica es obligatoria y nunca se deberá automedicarse.

Con el uso de antihistamínicos se combatirá la histamina y su uso deberá ser durante el plazo más breve posible y con la dosis mínima, pero no se deben evitar por el hecho de estar en proceso de embarazo. Y ocurre del mismo modo si la paciente presenta un cuadro asmático que también le será recomendable el uso de inhaladores, ventolín o similares.

Por otra parte, sí se deben tomar precaución con el uso de mucolíticos que han demostrado problemas graves en el feto y por tanto el ginecólogo será el que decida en este caso. En caso de necesitar colirios, estos que ayudarán a evitar el escozor y enrojecimiento de los ojos no deben plantearse problema alguno.

Durante el embarazo no existen cambios especiales derivados de la mezcla de la gestación y la alergia, pero sí los síntomas pueden ser más acentuados. En las mujeres que padezcan alergia, tendrán mayor dificultad para respirar si el tamaño de la barriga es mayor, obviamente durante las últimas semanas.

Recomendaciones y consejos para aliviar la alergia en embarazadas

Para combatir las molestias de la alergia se deberá identificar claramente el tipo de polen al que se le tiene este tipo de reacción. Se recomienda el uso de suero para limpiar las fosas nasales y facilitar la respiración y procurar un ambiente húmedo en el hogar.

alergias en el embarazoAsimismo, se debe huir de ambientes cargados de humos o tóxicos en el aire ya que inflamaran más aún el sistema respiratorio. Y por supuesto de zonas donde la flora sea muy abundante y por tanto la presencia del polen sea masiva, es especial después de que llueva ya que aumenta el nivel de polen en el aire.

En caso de realizar un viaje, es mejor dirigirse a la playa que al monte, ya que la brisa marina reduce el nivel de polen. Y si se viaja en coche, existen filtros antipolen que se pueden colocar en el vehículo pero que se deben limpiar de una manera frecuente y durante el trayecto es muy recomendable tener las ventanillas completamente subidas.

El control del nivel de polen y el uso juicioso de la medicación es el mejor consejo, pero también podemos llevar a cabo pequeños pasos que ayuden a la embarazada a padecer lo menos posible los efectos de la alergia. Beber abundante líquido y no ventilar a primaras horas del día o de la tarde ayudaran a su bienestar, así como el uso de máscaras o gafas protectoras o aclararse bien el cabello si ha estado expuesta al aire libre ya que ahí se acumula mucho polen.

Por último, si se ha iniciado un proceso de vacunación y se produce el embarazo y no se manifiesta malestar se debe proseguir con la vacunación bajo control médico. Pero es recomendable no iniciar un proceso de vacunación si se conoce la gestación por precaución.

En general la alergia no debe ser un problema durante el embarazo y el control de su médico ayudará a que así sea. Pero ¿Has tenido problemas alérgicos durante el embarazo? Cuéntanoslo.